miércoles, 21 de octubre de 2015

Prevención y tratamiento de los piojos

La infestación por piojos es también llamada pediculosis o infestación por “Pediculus humanus capitis”.


¿Qué son?

Los piojos son insectos parasitarios que se encuentran normalmente en el cabello. Afecta a un 5-15% de la población, independientemente de la longitud del cabello, del nivel socioeconómico y de la higiene corporal. Debemos  desterrar la idea de que saltan, puesto que ni saltan ni vuelan, sólo se contagian por contacto directo.

Se presentan de tres formas:

- Huevos / Liendres: Son muy pequeñas, difíciles de ver y a menudo se confunden con las escamas producidas por la caspa o con las gotitas del fijador de pelo. Las hembras adultas de los piojos depositan las liendres en la raíz del cabello fijándose fuertemente. Son de forma oval y, por lo general, su color es entre amarillo y blanco.

- Ninfa: De las liendres salen piojitos llamados ninfas, que son parecidas a los piojos adultos, pero más pequeñas. Las ninfas maduran y se convierten en piojos adultos aproximadamente 7 días después de abrirse los huevos. Para vivir, tienen que alimentarse de la sangre de la persona.

- Piojo adulto: El piojo adulto tiene 6 patas y su color es entre grisáceo y blanco. En las personas de cabello oscuro, el piojo adulto se ve más oscuro. Las hembras, que por lo general son más grandes que los machos, depositan los huevos. Los piojos adultos pueden vivir hasta 30 días en la cabeza de una persona. Para vivir, el piojo adulto necesita alimentarse de sangre. Si el piojo se desprende de la persona, muere en 2 días. 


En caso de contagio debe iniciarse tratamiento lo antes posible, para eliminar los piojos y las liendres y consistente en 2 pasos:
1. Pasar la lendrera meticulosamente.

2. Aplicar una loción insecticida (mata a piojos vivos) cuya base es la permetrina al 1.5%. La permetrina es segura y eficaz si se utiliza en la forma indicada. Esta sustancia mata los piojos vivos pero no sus huevos inmaduros. Su efecto puede continuar y así seguir matando huevos eclosionados varios días después del tratamiento. Se necesita un segundo tratamiento 9 a10 días después de administrado el primero, para eliminar los piojos recién eclosionados antes de que puedan incubar. Puede ocurrir que este tratamiento no sea eficaz si los piojos se vuelven resistentes a la permetrina en el área geográfica del paciente. La permetrina no está aprobada para usarse en niños menores de 2 años de edad. 

O bien puede usarse la dimeticona que es una  silicona que los asfixia por un mecanismo físico, actualmente más usado pues no crea resistencias y tampoco tiene efectos secundarios como los insecticidas. 

El lindano: no se recomienda como tratamiento de primera línea. El uso excesivo o inadecuado o la ingestión accidental de lindano puede ser tóxico para el cerebro y otras partes del sistema nervioso; su uso debe limitarse a casos en que no han funcionado los tratamientos con otros medicamentos que conllevan menos riesgos, o que los pacientes no puedan tolerarlos. 
Como aplicarlos: Con el cabello seco se deberá utilizar la loción pediculicida, dejar actuar durante un tiempo, luego lavar la cabeza con un champú y se termina aclarando con agua.
Hay que recordar que los tratamientos contra estos parásitos sólo deben realizarse si se detectan piojos y/o liendres nunca como preventivos, ya que los piojos se pueden volver resistentes a los productos, algo que puede generar que se tarde más en erradicar el contagio.


¿Cómo evitarlos?

La época del año en que más casos existen es otoño o en primavera, pues no les gusta ni el frío intenso ni el calor intenso. Debe saber que los animales de compañía no transmiten los piojos. 

Para evitar la infestación debemos revisar frecuentemente la cabeza de los niños (sobre todo detrás de las orejas y nuca) y pasar la liendrera (peine de púas muy juntas) .


Existen unas lociones que se usan después de lavarse el pelo y que contienen “árbol del té” (son repelentes). Existen dos tipos, una con olor a fresa y otro de menta.

¿Cuáles son sus síntomas?

Un primer síntoma de infestación es el picor intenso en el cuero cabelludo, principalmente detrás de las orejas, la nuca y en la coronilla.
La persona con piojos, se rasca la cabeza y las orejas, provocándose irritaciones y lesiones de rascado en el cuero cabelludo.

Cómo actuar si se detectan.

- Se recomienda avisar al colegio y a las familias más cercana en contacto con el sujeto afecto, para evitar que se extienda el contagio. 

- Deberemos evitar el secador y no compartir toallas, peines y coleteros. 

- Es importante desinfectar la ropa y las sábanas, peines y cepillos, juguetes, alfombras y tapizados, lavándolo todo a 55ºC y la ropa y los artículos que no se puedan lavar con agua se pueden llevar a la tintorería y lavarlo en seco o guardar la ropa durante 2 semanas en una bolsa de plástico sellada.

-------------------
Entrada realizada por la Dra. Maria Luz Catalina. Residente de Medicina Familia. UGC Utrera Sur. Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por comentar. Estamos trabajando para mejorar nuestra atención al usuario.